Construcción de jardines - Nuevas tendencias: jardines verticales y en techos

construcción de jardinesCómo construir jardines verticales

La construcción de jardines de este tipo está basada en la capacidad natural de las plantas para sobrevivir de forma suspendida. Por este motivo, las plantas que se utilizan no son en ningún caso, difíciles de encontrar.

Por tanto, a la hora de construirlos, se deberá analizar primero la manera en la que las plantas que conformarán nuestro jardín encuentren un soporte mecánico que les ofrezca las condiciones óptimas de supervivencia y un aporte nutritivo correcto.

De esta manera se garantizará que puedan vivir en esta posición estresante y no sólo desarrollarse, sino tener mejor aspecto que las que viven en el suelo.

  1. El diseño de jardines verticales

    Lo primero que debes hacer para crear tu propio jardín vertical es pensar en el diseño que va a tener. ¿Quieres un jardín monocromático en tonos verdes o prefieres que tenga diferentes colores? ¿Quieres plantas que no sobresalgan mucho o prefieres más un trozo de selva en casa?

    Dependiendo de estos factores deberás pensar qué plantas vas a utilizar y cómo distribuirlas en tu jardín vertical. Para ello deberás considerar factores como si el jardín va a recibir sol directo o va a estar a la sombra, si va a ser interior o exterior, o las temperaturas a las que va a estar expuesto.

    Conoce nuestros servicios: El Jardinero

    construcción de jardines

  2. Sustrato y herramientas

    Actualmente existen muchas opciones para la construcción de jardines verticales, siempre que hablemos de pequeños jardines verticales domésticos. Antes de comenzar la ejecución de tu jardín vertical consigue información sobre las diferentes opciones de sustrato que existen (hidropónico, con tierra, mixto…), de sus ventajas y sus inconvenientes y escoge el que mejor se adapte a tus necesidades.

    CONSEJO: Puedes comprar un sistema prefabricado para la realización de jardines verticales con resultados demostrados, como por ejemplo HydroWall.

  3. Riego de un jardín vertical

    Tras haber instalado el soporte y el sustrato en el lugar donde vas a emplazar el jardín vertical, el siguiente paso es la instalación del sistema de riego. Dependiendo del tipo de sustrato que has escogido para tu proyecto necesitarás un sistema más complejo o más simple. Si, por ejemplo, has elegido un sistema modular con tierra, únicamente necesitarás un sistema de riego por goteo.

    Si tienes alguna duda en este aspecto la mejor opción es recurrir a un profesional de tu zona, ahorrarás tiempo y dinero.

  4. Por último, las plantas

    Una vez tu pequeño jardín vertical está montado, tiene el riego en funcionamiento y has comprobado que todo funciona correctamente es el momento de incorporar las plantas. Sigue el diseño que has realizado y coloca cada planta en el mejor lugar para ella. Asegúrate de que todas reciben los niveles de luz y humedad adecuados, puesto que el exceso o el defecto de alguno de ellos podría convertir tu jardín vertical en un muro seco.

    También te puede interesar: Mantención y diseño de jardines ¿Por qué confiar en una empresa familiar?

Construcción de jardines en techos

construcción de jardines

Los techos verdes son azoteas que se cubren de tierra para que en ellas crezcan plantas, dejando de lado los materiales tradicionales como hormigón o tejas. En materia de sostenibilidad en las grandes ciudades, aquejadas de grave contaminación del aire, es una medida con un impacto muy positivo camino a un desarrollo sostenible.

  1. Son capaces de regular las temperaturas, actuando como aislantes térmicos manteniendo el fresco en estaciones calurosas y el calor en estaciones frías.
  2. Pueden servir como huertos urbanos, lo que fomenta el autoconsumo en la comunidad y reduce gastos en la lista de la compra. En el entorno rural también se usan para regular la temperatura.
  3. Mejoran la calidad del aire en las ciudades absorbiendo los contaminantes, lo que se traduce en menos enfermedades respiratorias y pueden suponer una reducción del gasto sanitario derivado.
  4. Absorben hasta el 80% de la lluvia por lo que evitan posibles inundaciones.

Cuidados necesarios en la construcción de jardines en techos

  • La azotea ha de ser habilitada para albergar la vegetación elegida: ha de hacerse una cubierta especial para evitar posibles filtraciones del agua al edificio.
  • Las plantas se han de mantener sanas, y se deben seleccionar aquellas especies que vayan más acorde con el tipo de clima para reducir recursos y gasto en mantenimiento (plantas que necesiten más o menos agua o más o menos luz).

También te puede interesar: La relevancia de las podas para la correcta mantención de su jardín

construcción de jardines

Funcionamiento

  • Para que su instalación no afecte a la estructura del edificio, se necesita colocar varias capas, donde cada una hace una función: así, deberá contar con, al menos, una capa anti-raíces, una capa drenante que deje pasar el agua pero no la tierra y, una capa impermeable y aislante para evitar daños al tejado del edificio.
  • En ocasiones pueden realizarse con algo de pendiente para mejorar el drenaje, aunque esto dificulta el mantenimiento de la tierra húmeda.
  • Pueden hacerse extensivos o intensivos, según el tipo de vegetación y cuidado que conlleva. Los intensivos serían semejantes a jardines o huertos urbanos, con mayores cuidados, y los extensivos apenas necesitarían algún cuidado anual pero no se les suele dar uso.

 

 

Fuentes:

Jardinesverticales.es

Sostenibilidad.com