Corte de césped, ¿Cómo cortar el pasto en temporada de primavera?

corte de césped corte de pasto en primavera
El corte de césped es una de las labores esenciales en el cuidado del césped natural, junto al riego y la fertilización. Una técnica de corte incorrecta puede dar lugar a la aparición de malezas.

ALTURA ADECUADA DE CORTE DE PASTO

Cada variedad de césped natural tienes sus propias especificaciones de corte. Como norma general el corte de césped no debe ser más de una tercera parte de la hoja. Por ejemplo, si un césped debe tener 5 cm. de altura, la siega se realizaría cuando alcanzara los 7,5 cm. de altura.

Un césped alto es más resistente ante los ataques de insectos y climas extremos. Si se corta el césped muy bajo, las raíces son endebles y poco profundas, afecta a las yemas y agota a la planta por reducción fotosintética.

Como sugerencia, se suele dejar el césped un poco más alto de lo normal para que desarrolle raíces fuertes.
Cuando el césped esté muy alto, por ejemplo porque se nos haya olvidado cortarlo o hayamos estado de vacaciones, no hay que cortar de golpe hasta su altura ideal, sino que hay que cortar un día un poco y pasados otros 3 días hacer el corte definitivo a la altura de siempre.

Un corte adecuado estimula el crecimiento de nuevas yemas en la corona, originando un césped natural más tupido y libre de malas hierbas. En áreas de sombra debe dejarse un poco más alto, aproximadamente un 30% más alto que en el resto del jardín.

FRECUENCIA DE CORTE DE CÉSPED

corte de césped corte de pasto en primavera
Es recomendable mantenerla en el tope más alto aconsejable para evitar dañar o sufrir en exceso a la planta. La altura normal a la que se mantiene suele ser de 5 cm.

La frecuencia normal de modo general sería:

  • Verano: 1 vez a la semana.
  • Otoño: 2 – 3 veces al mes.
  • Invierno: 1 vez al mes.
  • Primavera: 2 – 3 veces al mes.

COMO REALIZAR UN CORTE DE CÉSPED

No es aconsejable cortar siempre en la misma dirección pues se producen perjuicios al césped como son compactación y desgaste de la tierra en zonas localizadas.

Hay que alternar el patrón de corte, un día en sentido vertical, otro en sentido horizontal, y si es posible, también en diagonal.

Nunca hay que cortar el césped cuando está mojado.

¿QUÉ HACER CON EL PASTO CORTADO?

Lo normal y más cómodo es desechar el césped cortado. Pero los expertos recomiendan dejar el césped cortado en el mismo terreno conforme se va cortando, sin recogerlo. Esto sólo se debe hacer si el corte es muy bajo de manera que se facilita la descomposición que si los trozos de hoja cortados fueran muy largos.

La otra alternativa para aprovechar el césped cortado es la realización de compost. Consiste en almacenar el césped dentro de una estructura para que tras su descomposición, favorecido por unas condiciones de humedad, calor y oscuridad, sea devuelto de nuevo al césped u otras plantas o árboles a modo de abono orgánico.

corte de césped corte de pasto en primavera
FERTILIZACIÓN DEL CÉSPED

Para obtener un césped natural verde, tupido y sano tendrá que conocer las necesidades nutritivas de su césped y aplicarle un correcto programa de fertilización. Para ello deberá determinar que variedad de césped posee, que propiedades tiene el suelo y como debe aplicar el fertilizante.

Como en el riego y en la siega, la fertilización en su justa medida es vital para mantener un césped natural saludable. Así que un uso desmedido de fertilizantes o una incorrecta aplicación puede producir los efectos contrarios a los deseados. Preste especial atención a las dosis, época de fertilización y a los consejos y normas de manipulación establecida por el proveedor o fabricante.

TIPOS DE FERTILIZANTES

Basándonos en su forma o estado de presentación, se pueden clasificar en:

Líquidos: Son de acción rápida. Penetra en la tierra y llega a las raíces rápidamente. Suelen mezclarse con agua, mediante aplicadores que se acoplan a la manguera o sistema de riego automático. Al absorberse tan rápido es necesario aplicarlo cada 2 / 3 semanas.

Granulados: Se aplican a voleo o con un esparcidor para grandes superficies. Necesitan ser regados para su disolución y penetración en la tierra. Su aplicación es fácil de controlar ya que sabemos en todo momento cuando y cuanto fertilizante recibe cada zona.

Fuente: Cesped.es